Gracias por tu visita

No importa del lugar donde me visites si necesitas algún material que este incompleto porque aveces es muy largo, déjame tu mensaje o envíame un correo y te lo mando con mucho gusto y sin ningún costo. Mi correo es mozartbasica@gmail.com

sábado, 16 de julio de 2011

Libro "No funciona la Tele"

La Lectura 5 para el mes de agosto corresponde a este lindo cuento, consta de 31 paginas por lo tanto no lo puedo subir acá completo envíame un correo y se los hago llegar con el mayor de los gustos lindae4921@gmail.com ó al correo mozartbasica@gmail.com 

Este librito trata de de una niña llamada Pepa León que le gusta tanto la televisión que hasta duerme encima de ella. No tiene amigos
pero cree que no los necesita porque la tele es su mejor compañía. Sólo tiene un perro que se
llama Barriga y tampoco le hace mucho caso.
Una mañana la tele se estropea y Pepa se pone tan nerviosa que quiere llamar a los
bomberos y a la Guardia Civil para que la arreglen cuanto antes.
Menos mal que Barriga la convence y entre los dos transportan el televisor al taller de
reparaciones. Por el camino, Pepa salta a la comba con el cable de la televisión, se monta en
ella y se desliza por una cuesta, juega al escondite, hace una cometa... ¡qué bien lo está
pasando! No le importa perderse el programa «Admirable Almirante Altamente Altisonante»;
luego, por la tarde Barriga la enseña a nadar, pescan en el lago, pasean, pintan sobre la
acera, visitan una biblioteca y leen libros estupendos, por último se tumban sobre la hierba y
juegan con la forma de las nubes. Están tardando mucho en llevar la televisión. Por eso
cuando llegan se encuentran con el taller cerrado, pero a Pepa no parece importarle mucho.
Esa misma noche, la niña duerme en su cama y tiene felices sueños, Barriga, en cambio,
«arregla la televisión» vamos que le pone las pilas al mando y se queda a ver la película de
madrugada.  
¿Qué puede suceder en casa si un día se estropea la televisión? Eso mismo le pasó a Pepa
León y casi le da algo... ¡todo un día sin ver sus programas favoritos! Pero gracias a eso pudo
comprobar que lo que había en la calle era tan bonito como lo que aparecía en la pantalla,
además no había que ajustar con el mando el sonido, ni el color, ni el brillo.
Linda Historia!! ¿Verdad?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada